INICIO
=> la voz de bagua
=> punales al peru
=> terremoto
=> nada por la fuerza
=> el fronton
=> la hija del ladron
=> la verdad
=> defendiendo al peru
=> la hora de verdad y unidad
=> paro nacional
=> honduraz dignidad
 

la hija del ladron





CLICK AQUÍ: Televisión en Directo Gratis





LA HIJA DEL LAD
RÓN
César Hildebrandt.
 
El Perú tiene varias marcas mundiales en su haber.La marca mundial del narcisismo idiota –categoría pecho y espalda, nado sincronizado, estilo mariposa-, por ejemplo. Narcisismo idiota que se expresa en la frase “Dios es peruano”, o en la creencia de que nuestra comida es insuperable, nuestros paisajes son únicos y nuestro folclore no tiene pares.
 
Los peruanos somos como los brasileños. Lo único que nos diferencia es que no hemos ganado cinco veces el campeonato mundial de fútbol ni hemos tenido a Ayrton Senna –para no hablar de la industria aeronáutica brasileña, del tamaño de su PBI y de las cualidades humanas y éticas de Lula-.
 
Lo curioso es que si un observador imparcial llegara a estas tierras y preguntara a la gente –la gente de este gran pueblo que se supone que somos- por quién votaría en las próximas elecciones, 22 por ciento de los que contestaran dirían: “Keiko Fujimori”. Y entonces ese observador se caería de espaldas.
 
Porque Keiko Fujimori Higuchi es hija del delincuente convicto Alberto Fujimori Fujimori -alias Kenya Fujimori, alias Presidente de la República, alias Pacificador y alias Su Excelencia-, merecedor de tres condenas que suman 38 años de carcelería efectiva.
 
Este ladrón que robaba en sacos, este asesino que empleaba armas del Estado, este peruano que se hizo japonés para eludir la justicia, este japonés que fingió ser peruano para gobernar, este cónyuge que encerró a su cónyuge cuando ésta lo denunció por robar donaciones japonesas, este resumen de todas las taras yakuzo-peruvianas que uno puede imaginar, es el padre de quien se perfila como la próxima mandataria de la nación (así, todo con minúsculas).
 
Y no es que la señora Keiko haya huido de su ADN ni de la maldición de la herencia. Porque la señorita Keiko estudió en Boston con dinero robado por su padre, felonía que ejecutaba Vladimiro Montesinos pero que mandaba hacer el propio Alberto Fujimori. Y eso sería una mancha muy fea en cualquier país donde la decencia fuera un requisito para entrar a política. No es una mancha, sin embargo, en el Perú.
 
Porque en este país, de aparente enorme ego, se tolera todo. Se tolera, por ejemplo, que el programa político de la señora Keiko se resuma en este grito clanesco: “¡indulto para mi papá!” (con lo que el Perú no tendrá una presidenta sino una alcaide y seremos, por fin, lo que Saravá siempre soñó que fuéramos: un vasto Lurigancho).
Porque si Dios es peruano, como dicen los huachafos, entonces Satanás también pasó por la Reniec.
 



LA PISTA DEL DINERO
ALCANZA A KEIKO FUJIMORI
 
Ex jefe del sin revela que Fujimori guardaba dinero en efectivo en palacio de gobierno. La sentencia contra el ex presidente  Alberto Fujimori por peculado acredita que éste guardaba dinero en efectivo del SIN en Palacio de Gobierno.


Ángel Páez. Unidad de Investigación.

Disponer de fondos de origen indeterminado en Palacio es un patrón de conducta que el ex mandatario Alberto Fujimori repite en otro caso: el financiamiento de los estudios de sus cuatro hijos en universidades de los Estados Unidos.

El propio Fujimori afirmó en su alegato del viernes 17 de julio que los US$ 15 millones que le pagó a Vladimiro Montesinos con dinero asignado al Ministerio de Defensa los retornó con otros US$ 15 millones que “descubrió” en las instalaciones del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), en la madrugada del 23 de octubre del 2000, cuando se encontraba en plena búsqueda de su ex asesor que había regresado de su exilio de Panamá.

PLATA EN MANO

Fujimori no devolvió el dinero de inmediato al tesoro público. Tampoco convocó a las autoridades correspondientes para que investigaran el origen de esos caudales. Prefirió trasladar los US$ 15 millones a Palacio de Gobierno, donde los guardó indebidamente durante nueve días.

Recién el dos de noviembre, cuando Suiza informó al gobierno que había detectado US$ 50 millones de Montesinos en bancos de Zürich, ese mismo día Fujimori entregó el dinero al general Carlos Bergamino en el segundo piso de Palacio. El ex jefe de Estado sabía perfectamente que los caudales que “encontró” en el SIN correspondían a los fondos secretos que Montesinos acumulaba para financiar actividades ilegales de los servicios de inteligencia.
Lo sabía por que él había ordenado que así fuera.

“Ese dinero no ingresaba a formar parte del presupuesto del SIN ni tampoco era contabilizado por esa dependencia”, relató a las autoridades el ex jefe nominal del SIN contralmirante (r) Humberto Rozas, en declaraciones relacionadas al caso de los US$ 15 millones: “El empleo de dichos dineros lo decidía Vladimiro Montesinos sin intervención del declarante (Rozas)”.

Preguntado por quién manejaba ese dinero, Rozas respondió: “Cuando asumí el cargo (de jefe del SIN) el coronel (EP José) Villalobos (Candela) me informó que Montesinos manejaba ese dinero por orden del presidente Fujimori”. Dudando de la palabra de Villalobos, Rozas, entonces, se dirigió personalmente al jefe del Estado para verificar lo que le dijo Villalobos.
Desconfiaba de Montesinos.

LO DIGO YO

“(La) conversación se llevó a cabo al finalizar una sesión del Consejo de Defensa Nacional”, explicó Rozas: “Y como el declarante (Rozas) era el menos antiguo fue el último en retirarse, lo que aprovechó para conversar con Fujimori sobre el tema mencionado, por cuyo motivo ya no había otras personas presentes. Fujimori me contestó: ‘El manejo de esos fondos continúa normal y el doctor (Montesinos) está a cargo de ellos”.

Pero Montesinos y Rozas no son los únicos testigos que han declarado que Fujimori manejaba dinero en efectivo en Palacio de Gobierno. También lo dijo Keiko Sofía Fujimori Higuchi en declaraciones al Congreso, el 17 de setiembre de 2001: “Yo calculo que habré gastado, más o menos, 35 mil dólares al año. Mi padre me daba el dinero en efectivo acá. (...) Calculaba, más o menos, cuánto iba a ser el costo del ciclo y me daba el dinero para mis gastos de ese ciclo”,

“¿En dólares, le daba en billetes de dólares para que usted los utilizara cada vez que viajase?”, le preguntaron a Keiko Fujimori en esa oportunidad.

“Sí, en efectivo”, respondió.

A la luz de las nuevas evidencias obtenidas durante el proceso a Fujimori por el pago de los US$ 15 millones, se fortalece la hipótesis de que el ex presidente usó el dinero del SIN para pagar los estudios de sus hijos.

Desde el 2001, cuando Keiko Fujimori afirmó que su progenitor le daba dinero en efectivo para sus estudios, hasta el día de hoy no explica de dónde provenían dichos fondos. Recuérdese que ella estudió en Estados Unidos entre 1993 y 1997, y que a Fujimori recién le pagaron por la casa que vendió en la calle Pinerolo –operación con la que supuestamente se financió la carrera de los cuatro vástagos–, en 1999. Y lo más importante: Keiko Fujimori no ha rectificado sus declaraciones del 2001 ante el Congreso, respecto a que cada semestre iba a Palacio de Gobierno para que su padre le entregara en efectivo el financiamiento de sus estudios y los de sus hermanos.

Mañana: Los documentos de la Universidad de Boston.

Claves


FALLO. En el documento de la sentencia se consignan las declaraciones de Vladimiro Montesinos sobre los US$ 15 millones.
REITERACIÓN. En testimonios judiciales del tres, 13, 19 y 23 de julio de 2001, Montesinos afirmó reiterada y minuciosamente que Alberto Fujimori usó fondos del SIN que él le remitía mensualmente a Palacio de Gobierno en efectivo, para sufragar los gastos de los estudios de Keiko, Hiro, Sachi y Kenyi Fujimori.

Manejaba dinero del SIN en efectivo

“Mensualmente el ex presidente Fujimori enviaba una relación de gastos del Despacho Presidencial (...), dicha relación llegaba al SIN con un visto bueno del Presidente de la República. Montesinos, luego de revisar la relación y el monto total del gasto, entregaba el dinero a María Angélica Arce, la que a su vez avisaba al declarante (Rozas) para que comunique a la Casa Militar (de Palacio de Gobierno) que mandara un emisario a recoger el dinero”, explicó el ex jefe nominal del SIN Humberto Rozas.

“En varias ocasiones, Vladimiro Montesinos requería de forma urgente de una persona para que lleve los sobres (de dinero) manila cerrados y los entregue personalmente a Fujimori”, dijo Rozas. Algunas veces recogía la plata en el SIN Rosa Fujimori de Aritomi, la hermanísima. En ocasiones, en paquetes.
 

 

 


UNA DANZA DE MILLONES
 
 
Montesinos ayudó a Fujimori a justificar las remesas al Japón. (2) Keiko está contra las cuerdas.
 
En las cuentas de Fujimori pueden encontrarse US$ 1,200 millones, pero del erario nacional desapareció alrededor de US$ 7,000 millones provenientes de las privatizaciones, afirma Óscar Ugarteche.

El ex dictador Alberto Fujimori logró sacar del Perú cientos de millones de dólares del erario público bajo la modalidad de “tráfico hormiga” y gran parte de ese dinero ahora está guardado en los paraísos financieros de Asia, pero puede ser encontrado, afirmó el destacado economista Óscar Ugarteche, quien trabajó como asesor de la comisión que investigó en el Congreso los delitos económicos y financieros cometidos durante el régimen fujimorista.

Ugarteche confirmó a LA PRIMERA que en las cuentas bancarias registradas a nombre del ex dictador puede encontrarse mil 200 millones de dólares, aunque, de acuerdo a pesquisas parlamentarias realizadas el año 2001, durante el tiempo que Fujimori estuvo en el poder desaparecieron más de US$ 7 mil millones de los fondos públicos provenientes de privatizaciones, operaciones bancarias y licitaciones.

Para Ugarteche el secreto bancario de los paraísos financieros no es un obstáculo para investigar las cuentas de Fujimori. “Fujimori salía en el avión presidencial constantemente y llevaba en cada vuelo dinero en efectivo al Japón. Hicieron lo mismo su hermana Rosa y su cuñado Víctor Aritomi. Esto puede ser demostrado, pero no hay voluntad política para investigar este caso”, indicó tras resaltar que cuando la Fiscalía investigue de dónde sacó Fujimori los otros US$ 15 millones con que repuso el dinero entregado a Montesinos como soborno, entonces el pueblo peruano confirmará que Keiko pagó con dinero obtenido ilícitamente sus estudios y los de sus hermanos en universidades privadas de Estados Unidos.

Palabra de Montesinos

Esta versión, de la salida de dinero en pequeños montos, fue alcanzada por el mismo Vladimiro Montesinos el jueves 20 de diciembre del año 2001 a la comisión parlamentaria presidida por Daniel Estrada que investigó a diversos congresistas acusados de recibir dinero para pasarse a las filas del fujimorismo. Montesinos sostuvo que Fujimori tenía su propio fondo de dinero. “Había un despliegue de dinero en una forma de hormiga, por ejemplo, a cada rato el señor Fujimori traía japoneses para hacer turismo, todas esas personas se iban llevando dinero en el tema hormiga y eso lo manejaban Rosa y Juana Fujimori con el señor Aritomi (…) Él ha tenido un área de trabajo donde se ha movido en forma compartimentada con mi persona, un procedimiento que le pude detectar”, dijo Montesinos, según una copia de su declaración.

“El que era ministro de Energía, el señor Hokama, veía todo el tema de lo que era privatizaciones, todo el asunto del manejo del aparato productivo, lo que era Ministerio de la Presidencia lo manejaba él directamente, o sea, yo no tenía ningún acceso a eso”, añadió el ex asesor.

Mentiras de Keiko

También dijo que una noche Alberto y Rosa Fujimori le cuentan que tienen un problema en Japón y hasta reveló cómo justificaron el dinero ilegal con una venta ficticia de la casa de la calle Pinerolo, en el distrito de Surco, dinero que según Keiko fue utilizado para pagar sus estudios.

“Rosa me dice: la Policía japonesa ha intervenido una entidad captadora de fondos y han encontrado movimientos de dinero de mi esposo y míos; quieren saber cómo han llegado esos fondos de Perú para allá y no podemos hacer aparecer como que se ha llevado vía bancos, porque ha sido en efectivo (…) es más o menos un millón 200. Yo me acordaba que ellos tenían una casa en la calle Pinerolo, donde la señora Rosa y el señor Aritomi tenían la mitad del inmueble. Entonces, le dije, hagamos una simulación de venta a una persona que aparezca comprando y hacemos un documento coincidiendo con las fechas de los viajes que hace usted al Perú, para acreditar que han sacado ese dinero. Con el señor Páucar se redacta el documento y aparece como que él le entrega ese dinero a la señora”, añadió Montesinos. Declaraciones similares del ex asesor ante la justicia fueron los principales fundamentos para que la Sala Penal Especial condene a 7 años y seis meses a Fujimori por el caso US$ 15 millones.

Las privatizaciones

Dos ejemplos de que Alberto Fujimori manejaba el dinero de las privatizaciones los da el ex congresista Javier Diez Canseco, quien señala que el ex dictador creó las condiciones privilegiadas para el Operador Privado JORBSA, propiedad de José Rodríguez Banda S.A.
(Grupo Gloria), para las privatizaciones de las empresas estatales Electro Norte, Electro Nor Oeste, Hidrandina y Electro Centro. Diez Canseco menciona también que Montesinos, en presencia de Fujimori, le entregó US$ 700 mil a Augusto Miyagusuku por la compra de un terreno en Chavimochic, ese monto era cinco veces menor al precio de adquisición en subasta pública. “En ese terreno Fujimori quería refugiarse cuando se retirara de la política”, apunta Diez Canseco.

Manejaba dinero a su antojo

Para la abogada Gloria Cano, la condena de 7 años y seis meses impuesta a Fujimori en el caso del soborno confirma que el ex dictador manejaba dinero del Estado por cuenta propia y a su antojo, esto compromete a su hija Keiko, quien nunca se apareció a las audiencias de este proceso por peculado y falsedad. “La complicidad que siempre existió entre Fujimori y Montesinos para perpetuarse en el poder se hace aún más evidente, no sólo con el pago de los 15 millones sino también con los pagos ilícitos a los congresistas tránsfugas, el chuponeo y la compra de Cable Canal de Noticias, que son los cargos que deberá afrontar en el cuarto juicio que le espera. La sentencia confirma el carácter corrupto y violador de los derechos humanos que tuvo el régimen de Fujimori”, afirmó Cano.

Señaló que el nuevo proceso puede poner aún más en evidencia ante el pueblo el manejo corrupto que tuvieron los recursos del Estado durante su gobierno y arruinarle las aspiraciones presidenciales a Keiko.






FUJIMORI, EL «DRÁCULA» DEL PERÚ
EX-PRESIDENTE  CONDENADO POR CRIMINAL:
EL JAPONÉS ENJAULADO
 
Por Cristina Castello
 
             Fue un presidente constitucional de facto. Y este contrasentido no es metáfora. En el Poder del Perú desde 1990 hasta el 2000, fue tirano y criminal. Así lo declaró la Justicia el pasado 7 de abril, y lo condenó a 25 años de prisión, por crímenes de lesa humanidad y corrupción.  Fue uno de los instrumentos necesarios para que los USA impusieran el neoliberalismo a ultranza en los ’90, uno de los antecedentes de la crisis mundial. «Drácula» no dejó ningún supuesto enemigo, sin torturar. Ni siquiera su primera esposa, Susana Higuchi, se salvó de esa gracia. La madre de sus tres hijos declaró que fue martirizada no menos de 500 veces, por orden de su esposo, el presidente constitucional.
 
             Imposible hablar de Fujimori, sin mencionar al presidente actual del Perú, Alan García Pérez, ya se verá. El pájaro enjaulado no se privó de cometer barbaries, ni de decir mentiras. Justo cuando debía exponer su programa de gobierno en la Semana Santa del ’90, dijo que se había intoxicado con bacalao. Apodado «El Chino», se rebautizó «Chinochet» en honor a uno de sus colegas de genocidios, Augusto Pinochet. Habló o calló según sus conveniencias.  Pero sobre todo, asesinó.            Furia devoradora por el Poder, para ganar las elecciones, escandalizó al Japón cuando —grotesco— hasta bailó un vals en la televisión. Después, el actual mandatario Alan García, siguió su ejemplo. Para ganar los votos de la juventud, su figura obesa danzó frente a las cámaras, al compás del reggaetón. A los gobernantes asesinos del Perú les gusta bailar.
 
             Tan hábil para matar como para arropar su cobardía, consiguió súbitamente la nacionalidad japonesa y huyó a Tokio, en noviembre de 2000. Fue cuando se descubrió la red de corrupción, de la que formó parte, encabezada por el entonces jefe de los Servicios de Inteligencia (SIE) e informante de la CIA norteamericana, Vladimiro Montesinos, personaje tan abyecto como su jefe, y a quien la justicia universal –que asoma, a veces— quiere ver en prisión.
             Desde la ciudad sede del gobierno de Japón, el evadido renunció a la presidencia, en noviembre de 2000 de una manera inaudita. Envió un fax y... ¡ya está! Caramba qué originalidad,  inédita incluso en los anales de las felonías, que consuma el hombre cuando está en el Poder. Y fue más lejos: por temor de que la flamante ciudadanía japonesa no fuera suficientemente segura para ampararlo de la ley, se postuló al congreso nipón; buscaba la inmunidad parlamentaria.  Después, y con el propósito de presidir de nuevo el Perú, regresó vía Chile, donde fue hecho prisionero, y finalmente extraditado.
 
             Ahora, condenado por la justicia peruana y en prisión, en el mundo se lo conoce como el reo Fujimori. ¿O acaso hay que apelar a eufemismos, cuando el sacrilegio es el terrorismo de Estado, nada más y nada menos? Es un reo, otro más.
 
             No tiene traje a rayas, ni está marcado con un número, como las víctimas de los campos de exterminio, o como los seres que él ordenó lacerar; o como estuvieron tantos otros cuyas muertes decidió. Al contrario, tan furioso como gélido, aún detrás de las rejas sigue queriendo imponer su siembra de muerte, hambre y desolación, a través de una de las hijas de la madre martirizada por orden de su papá. Keiko Fujimori, su bebé,  lleva la antorcha de sombras que su padre le legó, y la esgrime como bandera en su candidatura presidencial.
             «Chinochet» saldrá de prisión en el 10 de febrero de 2032.  Nacido en 1938, tendrá 94 años: ¿llegará? ¿Llegará a esa edad, y llegará a cumplir la condena, que el presidente actual lucha por burlar para que su cómplice recupere la libertad?
 
             Los cargos que la Justicia probó, fueron los crímenes de lesa humanidad en Barrios Altos y la Universidad de la Cantuta, y el secuestro agravado al periodista Gustavo Gorriti y al empresario Samuel Dyer. Masacres  que implicaron torturas y genocidio, el asesinato de 25 personas, entre ellas un niño de 8 años, bajo el fuego asesino de un escuadrón de la muerte.
             El trabajo impecable de los tribunales peruanos, es un  hito en la historia de la América morena. De hecho, algunos militares argentinos fueron condenados, y también Pinochet en Chile, quien estuvo prisionero en su domicilio, en razón de su edad avanzada. Pero, de los tres, el de Fujimori es el único caso de un presidente que habita, por fin, en una mazmorra, habiendo sido elegido por el voto ciudadano, aunque después haya ejercido un gobierno de facto.
 
             Él aúlla  que apelará, para no purgar sus crímenes; y no sólo ante las instancias habituales de la Justicia; también ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la misma que antes le parecía terrorista. Otra es la cuestión del «Cuarto Poder» —los medios más influyentes—: en realidad, un poder de cuarta, con la suma de poder; entre los cuales hay un caso paradigmático, a propósito del fallo para «Chinchonet».
 
Bamboleos 
 
             Las expresiones del diario «New York Times» sobre la condena,  parecen una pieza de ética. La calificó de «alentadora» y puso el acento en la conducta ejemplar de la Corte Suprema del Perú, por haber enviado al reo a prisión. Detalló prolijamente las pruebas de muertes y torturas: se escandalizó y estalló de alegría
porque los crímenes de lesa humanidad no deben permitirse; y, si ocurren, merecen punición, siempre según la mirada del diario de los USA.
             Y fue más lejos, dijo lo que tantos peruanos claman con ardor: que la sentencia es un aviso serio para el presidente actual. 
 
             Desde luego. Durante la primera presidencia de Alan «Caballo loco» García Pérez en el Perú, se organizó el Comando Rodrigo Franco, que barrió poblados andinos enteros, las matanzas de campesinos eran habituales y también los desaparecidos. En el ’85 había ordenado la Masacre de Accomarca, donde el Ejército peruano asesinó 45 personas. Y dos años antes, el 19 de junio del ’86, se ejecutaron extrajudicialmente más de 200 prisioneros de El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara.  En el ’88 siguió su derrotero de muerte, con la Masacre de Cayara, cuando treinta personas fueron exterminadas, y hubo decenas de desaparecidos.
             Al igual que en el caso del «Chino», se instruyeron contra él, diversas causas por crímenes de lesa humanidad, que eludió gracias a la ayuda del cómplice japonés. Y hoy, sigue encarcelando inocentes, persiguiendo a poetas, matando aborígenes e intentando liquidar la Amazonia peruana. Pero no se queda ahí.
 
             Alan García cobijó también al venezolano Manuel Rosales, un delincuente,  de la oposición chavista, buscado por la Interpol por delitos comunes: enriquecimiento ilícito y corrupción.  Más: ya está sellada la alianza Keiko Fujimori-Alan García, para seguir poblando de hambre y muerte al pueblo peruano,  bajo una dictadura donde impere el terror. Si logran esos objetivos, Drácula sería liberado dentro de dos años y el presidente actual no sería juzgado jamás.
             Mientras tanto, así como los niños balancean su pureza, cara al cielo, en los columpios de los parques de diversiones, el «New York Times» se bambolea entre dos extremos, aunque jamás con cielo. Sostuvo y sostiene  que Fujimori hizo maravillas cuando llegó al poder, ya que detuvo una inflación galopante; en una palabra: porque instauró el neoliberalismo a ultranza, como un alumno obediente de Norteamérica.
 
             En una palabra: celebra que se haya hecho justicia con el mismo reo al que sustentó. ¡Recórcholis! Si, justamente, la violencia, los crímenes de lesa humanidad y el Estado de terror, fueron el andamiaje necesario para imponer las políticas económico-financieras del Régimen.
             ¿O acaso el «New York Times» ignora que el Perú es el patio trasero de los EE.UU.? Sirva como triste ejemplo, que desde el 23-08-90 la embajada norteamericana en el país de Túpac Amaru y César Vallejo, sabía detalladamente  el plan fujimorista de operaciones, para realizar asesinatos. Las pruebas están en manos del Archivo de Seguridad Nacional, de uno de sus analistas, Meter Kombluh,  y de Kate Doyle testimonio experto en el juicio a «Chinochet». 
             El japonés, cierto, de nada malo se privó. Documentos secretos confirman que, junto a su ex asesor Vladimiro Montesinos, ayudó a Carlos Menem cuando era presidente, a ocultar información sobre contrabando de armas de Argentina a Ecuador. Él y su «comunidad de inteligencia», supieron de los preparativos para el comercio ilegal de fusiles, no bien éstos comenzaron.   «Gracias»  a la complicidad del nipón, decenas de oficiales y soldados peruanos, perdieron la vida en Alto Cenepa y nadie fue sometido a juicio.
 
             Menem está procesado por la Justicia argentina; pero mientras tanto, goza de abultados ingresos como senador nacional; y él y el Drácula del Perú, fueron el punto de partida para la proliferación de los políticos de la farándula, genuflexos frente al Imperio. Los dos fueron precursores de la enajenación de sus países: de la venta a precio vil de empresas estatales nacionales, a empresas estatales extranjeras, en la mayoría de los casos. Y, tanto o más grave, los dos vaciaron la vida de su sentido trascendente: el de ser vivida como una estética, que contenga la ética.
  
Sin máscara
 
             70 años tuvo para aprender la fraternidad, pero eligió el camino inverso. Ingeniero agrónomo, físico, matemático, devenido político. Naoichi y Mutsue Fujimori, sus padres lo vieron nacer en el Perú, adonde habían acudido en busca de trabajo y buena calidad de vida. El Perú se los dio, y el hijo se encargó después de arrasar el país que  les brindó bienestar.
             Fue con  «Cambio 90» que Fujimori se postuló a la presidencia en las elecciones de aquel año. Su contrincante era el escritor de derechas Mario Vargas Llosa. Después de haber obtenido un escaso 20% de sufragios, en el ballottage se acreditó la presidencia con el 60%.  Trampas de la vida, recibió el respaldo de varios grupos de izquierdas; y, por cierto, el de su cómplice Alan García, por entonces primer mandatario, por el APRA.
 
             Salvo para matar, al comienzo de su mandato Drácula se mostró sin máscara. Sin máscara, su gobierno dependió —directamente— de la asesoría de Norteamérica, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), con una participación activa del agente de la CIA  el ex capitán Vladimiro Montesinos. Sin máscara, en 1992 —mediante la violencia y con la ayuda de las Fuerzas Armadas— disolvió el Parlamento y  suspendió el Poder Judicial, en lo que se conoce como «autogolpe»;  y aprobó una nueva constitución, que le dio la suma de poder.
 
             Terminó con el grupo ciertamente terrorista «Sendero Luminoso»;  y también con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), de muy distinto origen y objetivos que Sendero. No, no «terminó»: exterminó a los integrantes, a fuego abierto, mediante torturas sofisticadísimas y desaparición forzada. El terror de Estado, en lugar de la Justicia. Y mientras seguía su siembra de muerte, ganó de nuevo las elecciones en 1995 frente al ex Secretario General de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar.
 
Le llegó el final, ¿el final?
 
             Fue recién a fines de los ’90 que la ciudadanía comenzó a despertar; a descubrir la corrupción y la crueldad. En 2000 «Chinchonet» ganó de nuevo la presidencia, pues su opositor, Alejandro Toledo, se retiró sin participar de la segunda vuelta electoral. Y todo se precipitó. A través de un video, salieron a la luz infinitos actos de su perenne corrupción. Entonces el valiente Drácula, a quien no le había temblado la mano para las órdenes de asesinar, huyó. Y entonces, el Japón, y entonces, su renuncia por fax. Atrás había quedado también —se había salvado— Susana Higuchi, torturada por orden de su esposo siempre bestial. Y de los cuatro hijos de la pareja, él no ve sino por los ojos de una ellos, Keiko, su bibelot.
             En 2006 Fujimori se casó con la poderosa empresaria nipona —propietaria de hoteles y campos de golf— Satomi Kataoka, hoy 42 años, para asegurarse de no ser rechazado en el país de su sangre oriental. El matrimonio se hizo legal a las tres de la madrugada y en ausencia.
    —«Yo siento que eres parte de mi destino. Quiero casarme contigo», dijo entonces el actual presidiario a su japonesa.
— «Él me dice que me ama, y yo también lo amo, pero lo admiro más como ser humano. Fujimori llenó un vacío en mi corazón y fue él quien me salvó espiritualmente. Él me brindó cariño y calor humano», dijo la japonesa, sobre su peruano-japonés.                          Ahora Kataoka ve  a Fujimori como un Cristo que está siendo sacrificado, y al juez y al fiscal como demonios.
             Demonio «Chinochet»:
             La madre de sus hijos fue vendada, encapuchada, sometida a electroshock y torturada hasta casi morir.
    —«Cuando estemos lejos, si se siente solo, que se lleve a mi perro», había reído la japonesa.
                  Hoy nadie ladra en la prisión del Drácula del Perú, pero la justicia universal clama por escuchar el aullido enjaulado de Alan García Pérez, para que Nunca Más.







20 AÑOS DE FUJIMORISMO Y LIBERALISMO
 
Por: Duilio de la Motta C.
 
Al hacer un análisis de la situación socio-económica de los peruanos desde 1990 al 2009 se puede observar claramente que la miseria y la desocupación continúan. Además el valor del trabajo se ha depreciado y las condiciones de vida del pueblo se han pauperizado. Si observamos las inversiónes que tanto pregonaron  encontramos que principalmente se han efectuado en el sector minero (explotación de  recursos naturales), También se hicieron inversiones en el sector servicios, bancos, líneas aéreas, tiendas comerciales y hotéles. Se habilitaron tierras de cultivo para venderlas a extranjeros o plutócratas. Con el liberalismo ingresaron a nuestro país la tímba, los casinos y otras diversiones no muy santas. Pero todo el país sufre el implante del liberalismo, modelo superado en el mundo moderno. Esta desgracia nacional es obra de  tres gobernantes con una misma ideología, Alberto Fujimori, Alejandro Toledo y Alan García Pérez. Un rufian, un mediocre y el último parece reunir las características de ambos con la constante de que trabajaron para la plutocracia y en contra de la  economía popular y el desarrollo del país.
 
Comparando la situación actual de nuestra población con la que tuvieron en la decada de 1970 - 1980 podemos concluir que no ha "chorreado" ni "goteado" nada, que mas bien ha crecido la pobreza y las ganancias de las empresas han subido en 1975  25% en 1993  43%. En ese mismo periodo las empresas extranjeras entre el  2002 al 2004 subieron sus ganancias en 400% y las mineras en 700%. Pero a los trabajadores no les cayó ni una gota, mas bien sudaron en favor de las empresas debido a que sus ingresos se estancaron y en las pequeñas empresas se redujeron significativamente vacaciones y salarios con el pretexto de motivar el desarrollo en el Perú, es decir a "costillas del cholo barato".
 
La venta de las Empresas Públicas no produjo ningún beneficio para el país, el remate de  casi todas al "mejor postor" fue un desbarajuste. La privatización  de estas empresas en la decada del fujimorato y los gobiernos que siguieron fue un festin para la plutocracia y un acto de corrupción a nivel de "los altos funcionarios" tal como lo confirmó la Comisión Investigadora sobre delitos económicos y financieros del Congreso (CIDEF) que investigo las privatizaciones. Tal indecencia encierran los "contratos leyes" que una empresa de energía cuyo valor de venta fue 220 millones de dólares, la compró una empresa peruana lider en lácteos, pago el 10% del valor, la explotó, la endeudó, la hipotecó  y despues de 2 años la devolvió sin haber pagado mas que el 10% de su valor. Por ese estilo fueron todas las privatizaciones, la coima, la prebenda, el cuanto hay, el acomodo, fue la voz. Siempre fue la música de fondo de los "altos funcionarios" en los "contratos leyes".
 
No podemos negar que las inversiones en la minería y los servicios han creado fuentes de trabajo y una mayor captación de impuestos para el gobierno. Pero la economía de un país no se puede sustentar en base a la venta de materia prima y con ese dinero movilizar los servicios y menos cuando las empresas son extranjeras por que las utilidades van a parar al exterior. El pueblo debe estar atento a los actos de los gobernantes populistas, les gusta lo facil, lo mediato, no les interesa trabajar para el futuro o que los recursos naturales se agoten, ellos hacen denodados esfuerzos para que los inversionestas los exploten y tributen algo, si estuviera en sus posibilidades regalar los recursos lo hacen.Recalcamos una vez mas la economía de un país  en esas condiciones no presta ninguna garantía a su pueblo, es un castillo de naipes, ya que su vida es efímera por que esta condicionada al agotamiento de los minerales. Por mas que griten los sirvientes de la plutocracia que el sistema es bueno, 20 años despues el modelo ha demostrado que es un engaño y les esta reventando en la cara a sus mentores.
 
Un poco de historia, en los años 1970 - 1975 el Perú ingresó por la senda del desarrollo industrial, Producíamos toda la línea blanca refrigeradoras, cocinas y lavadoras eran fabricadas por INRESA, MORAVECO, CARSA. CREDISA. El  35% de elementos que requería la producción de equipos, grabadoras, televisores y radios eran producción nacional, lo mismo sucedía en las 5 plantas de ensamblaje de autos, omnibuses, camionetas y camiones que habían en el país. La producción de acero llegó a 450 mil toneladas en SIDERPERU. También  se iba a construir otra planta siderúrgica, en el sur, para producir 6 millones de toneladas de acero. La industria naval exportaba barcos pesqueros a Grecia, Cuba, México, Portugal y otros países. 2 buques de guerra y misileras de nuestra armada fueron construídos en el Perú. Lamentablemente el traidor mayúsculo que ha tenido el Perú, Francisco Morales Bermudez destruyó el proyecto de desarrollo obedeciendo el mandato de la oligarquía supérstite. Este general debe ser señalado por la historia como lo mas perjudicial que tuvo el país despues de Fujimori. En la actualidad su hijo un aprista tiene negocios en Chile. Lo increible es que siendo miltar nunca tuvo en cuenta que un país industrializado es respetado, nadie lo amenaza, todos quieren ser su amigo, pues saben que la capacidad industrial con que cuenta genera respeto.
 
Si Minero Perú no la hubiecen rematado hoy hubiera rendido, solo por concepto de la suba de los minerales en el mercado internacional,  entre 30 y 40 mil millones de dólares de utilidades netas. El oro hace 20 años costaba $ 280 dólares la onza troy, en la actualidad su precio es de $ 950 dólares, el Perú produce mas de 2 millones de onzas por  año. El precio de la plata en 1990 era  $ 4.53, en la actualidad $14.07 dólares la onza, el Perú es primer productor de plata en el mundo con 111.6 millones de onzas al año. El cobre costaba $ 0.65 centavos la libra, hoy se cotiza en $ 2.18. El plomo, el zinc y los demás minerales que produce el Perú se han triplicado en su valor con respecto a los de hace 20 años. Por Minero Perú y el total de sus minas pagaron en el remate menos de $ 3 mil millones de dólares y los inversores son  altamente protejidos por los "contratos ley".            
 
Los antisistema, Alan García Pérez  comenzó con la cantaleta de acusar de antisistema a todo aquel quiere terminar con la corrupción y las lacras sociales que hay en el país (miseria, analfabetismo, insalubridad, desocupación, subdesarrollo, etc.) luego  continuaron los otros partidos como el PPC, fujimoristas y otros que no saben donde están parados.  El y sus compañeros, lo mismo que fujimoristas y pepecistas endilgan ese epíteto por que nacieron y se desarrollaron en ese mundo. Las lacras sociales es parte de su entorno, no pueden escapar, se les hace dificil forjar su economía o salir adelante si no es por medio de  la coima, la prebenda, la injusticia, la corrupción, ese es su SISTEMA SOCIAL, ESO ES EL LIBERALISMO, eso es normal para ellos, por eso atacan al pueblo rabiosamente de antisistema,cuando reclaman cambiar lo malo por lo bueno, Esta miasma social  no escatima esfuerzos para calificar de antisistema a todo aquel que quiera el cambio, se violentan no se dan cuenta que no se puede ir contra el avance y el desarrollo cultural, del pueblo. Tampoco se puede imponer un sistemas que repudia, que no es parte de su ideosincracia. El pueblo y los antisistemas quieren una sociedad industrializada, desarrollada, culta, justa donde todos los peruanos se puedan realizar, quieren una población forjada con  valores, con principios y no con los "valores y principios"  que se formaron Alan García Pérez, Lourdes Flores y Alberto Fujimori.  
 
 


FUJIMORI EN EL PARAÍSO

Por César Hildebrandt

Habla de coraje el hombre al que le temblaba la voz cuando se dirigió a buscar refugio en la embajada del Japón la noche del fallido golpe del general Salinas Sedó.

Habla de honor el hombre que emputeció a la Fuerza Armada , hizo del Congreso un chiquero, suprimió el orden constitucional, desconoció su firma y hasta su huella digital con tal de no pagarle una deuda a la madre de sus hijos.

Habla de orgullo de sí mismo el sujeto que quiso ser senador japonés para obtener la inmunidad que lo librara del alcance de la ley.

Habla de responsabilidad el hombre que llenó 45 maletas de vídeos, dinero y botines diversos, tomó el avión presidencial y pasó de Brunei a Tokio (Nadie le creyó en su momento a Barba) donde pidió asilo y desde donde renunció por fax a la presidencia de la República, es mas la cínica de la Cuculisa insulto a barba alegando que su héroe jamás haría tal cosa.

Habla de amor por la patria el jefe de una banda que saqueó las cuentas del tesoro público por un valor que los más conservadores estiman en dos mil millones de dólares.

Habla del veredicto de la historia el sujeto que estaba pescando en Iquitos cuando la policía de la Dincote , sin ninguna ayuda de Montesinos, capturó a Abimael Guzmán, el hombre que huyó del país tras descubrirse cómo es que Montesinos compraba esos congresistas que hoy deben estar frotándose las manos.

Qué patético pobre diablo es Fujimori. Se atribuye todos los poderes para las cosas que salieron bien, y se pinta como un presidente disminuido, desinformado e irresponsable cuando le mencionan los asesinatos que cometían los criminales a los que él felicitaba, ascendía y amnistiaba.

“Yo era comandante de la Fuerza Armada en el sentido en que un entrenador de fútbol comanda al equipo”, dijo ayer destilando la esencia de su legendaria cobardía, la que sin embargo no aparentaba cuando estando en el poder se atribuía todo el éxito y manifestaba que el disponía todo como Jefe Supremo de las FFAA.

O sea que debemos alabarlo por haber “comandado” las fuerzas armadas que derrotaron al senderismo, pero debemos exonerarlo de toda responsabilidad cuando esas mismas fuerzas armadas mataban ancianos, niños y mujeres en las alturas de Ayacucho cuando ello salió a la luz .

Debemos agradecerle el haber sacado al país de la crisis económica en la que nos hundió Alan García –quien hizo tanto para que Fujimori lo sucediera-, pero tenemos que olvidar que con él todos los derechos del trabajador fueron abolidos, todo asomo de equidad fue perseguido, toda corrupción en el proceso de las privatizaciones fue posible, es decir vendió toda la riqueza de la abuelita y su cofre quedó vacío...porque quedó en manos de los corruptos.

Tenemos que decirle gracias por la paz con Ecuador –Tiwinza incluida, derechos de navegación ecuatorianos en ríos peruanos incluidos- pero no podemos recordarle su repugnante papel en la derrota peruana del Cenepa, cuando nuestros soldados carecían de logística, comunicaciones y, en muchos casos, de rancho y de zapatos y lo que es peor ocultar la entrega de 42 Km2 en la zona del Cucumaza Bumbuisa y el Yaupi Santiago.

Debemos ser gratos con su régimen porque “refundó el país” (Fujimori dixit), pero tenemos que olvidarnos de que quince de sus ministros o están presos o están con orden de captura por ladrones.

Debemos ser fujimoristas por las escuelas que sembró el Fonades, pero no debemos evocar la prensa inmunda que él creó para ensuciar a sus adversarios y, seguramente, “elevar el nivel cultural”.

Este demócrata que cerró el Congreso, este honrado que permitió la rapiña más grande de la que se tenga noticia, este ciudadano ejemplar que convirtió a un edecán en fiscal para entrar a robar maletas en la casa de Trinidad Becerra, este hombre decente que tuvo como socio a Montesinos, este estadista al que defienden sujetos como Saravá, este ángel que vivió entre alimañas, este hombre ejemplar que dio un golpe de Estado cuando su esposa, en un rapto de bendita locura, denunció los asaltos de la hermana Rosa y del cuñado Aritomi a la caja de Apenkai, este probo encubridor de Miyagusuku, esta vergüenza que grita lo que lee y juega con la voluntad de olvidar de los peruanos, este señor Fujimori, en suma, sigue siendo exactamente el mismo miserable que la miseria moral adora y hace suyo.

El secreto de Fujimori es que ha convertido en socialmente exitosos los peores vicios de la “peruanidad”: la crueldad en el tumulto, el cinismo como método y, sobre todo, la cobardía elevada a la categoría de función vital.

El triunfo de Keiko Fujimori, de darse, será el resumen vistoso de la tragicomedia nacional y una prueba de que hay países económicamente pujantes y moralmente inviables.

Es decir la misma sangre infectada corre ahora por las venas de Keiko Sofia, en su desesperado afán por intentar aspirar a la Presidencia, utiliza la millonaria reserva cínicamente robada a las arcas del estado peruano, con fines electoreros, y realmente da pena ver que existen aún muchísimos que siguen subyugados al fujimorismo y gritan sin muchas veces terminar de entender lo que vociferan y todo por haber recibido una miserable dádiva.

El poder judicial en alguna forma le ha devuelto al país algo de dignidad, y hubiera sido bueno que también investiguen y repatrien toda la millonaria caja fuerte que el inestable Alberto Kenya Fujimori, debe tener en Japón, y que finalmente lo disfrutará su oportunista esposa nipona.....y allí se cumple  "NADIE SABE PARA QUIEN ROBA...perdón  PARA QUIEN TRABAJA....

Seria realmente una vergüenza nacional que se permita que Keiko Sofia Fujimori se postule por lo menos como candidata presidencial. ... una señora sin ninguna experiencia laboral  consecuentemente sin bases de  respeto al trabajador ni al conocimiento de un solo sol logrado con el sudor de su frente, ni que decir de su supina ignorancia en geopolítica en una coyuntura del diferendo marítimo y el contencioso de la Haya, ni la percepción del manejo democrático del Estado, sin ningún programa  y con una sola intención de amnistiar a su padre.
 
CHAVEZ TIENE RAZON, SON LOS MEDIOS…….
 
Una vez conocidos los acontecimiento de Honduras, donde un Golpe Civil-Militar acaba de derrocar al Presidente Constitucional de la República José Manuel Zelaya Rosales, hemos podido comprobar por enésima vez, el papel negativamente importante que juegan los medios de comunicación de propiedad de los magnates y oligarcas de América Latina para tratar de impedir el avance de nuestros pueblos para conseguir su Segunda Independencia.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios…….!
 
Todos los Medios de Comunicación, televisoras, radioemisoras, periódicos, revistas y otros, están actualmente en todos los países de América Latina, el Mundo y Bolivia, controlados absolutamente por las clases dominantes y han encontrado la forma de falsear todos los acontecimientos, distorsionarlos, manipularlos y presentarnos una realidad virtual que convence a muchos y desorienta a todos.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios……!
 
En el mundo, los medios de comunicación tienen convencida a la opinión pública general que los yanquis han llegado a  la luna en 1968. Es ésta toda una gran falsedad, jamás los astronautas norteamericanos alunizaron en nuestro satélite. Se ha tratado de una manipulación que está siendo aclarada a nivel mundial. Ni siquiera ahora a casi medio siglo de la supuesta “alunización”, los norteamericanos no pueden poner una nave que siquiera circunde la Luna.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios……!
 
En el cuerno del Africa, nos han convencido que los somalíes son unos piratas que asaltan a los barcos que pasan por el estrecho de Aden para pedirles rescate. ¡Falso! Los patriotas somalíes defienden sus costas del crimen que cometen los yanquis depositando su basura nuclear en las costas somalíes, destruyendo los arrecifes de corales que sustentan la economía somalí.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios….!
 
En el Medio Oriente, nos han convencido los Medios que en Irán, Ahmadinejad ha cometido el más escandaloso fraude electoral, cuando ha vencido con más de los dos tercios del electorado votante derrotando al candidato creado por los imperialistas.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios…..!
 
En el plano nacional, la prensa televisiva y radial nos han convencido que en Pando-El Porvenir,  ha sido el Gobierno y personalmente Evo Morales el masacrador de una veintena de campesinos y que Leopoldo Fernández es un angelito caído del cielo y no hay modo alguno de desmentir el infundio.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios…..!
 
La prensa y los medios de comunicación no han convencido que el Padrón Electoral es  fraudulento pero no dicen que con ese Padrón han sido elegidos todos los actuales diputados, senadores, prefectos, alcaldes, etc., etc.
 
Chávez tiene razón, son los medios….!
 
Los medios nos convencen cada día y cada hora  que el complot fascista desbaratado en Santa Cruz, es un “show” montado por el gobierno y no hay modo de “probar” la evidencia. Cuanto más se demuestra la participación de la oligarquía cruceña en los aprestos golpistas y secesionistas, más se insiste mediáticamente en un “supuesto” complot y verdadero show.
 
¡Chávez tiene razón, son los medios…..!
 
El silencio de los Medios, es otra rama mediática nefasta. Se oculta, por ejemplo, la culpabilidad de Donald Rumsfeld como el culpable de la difusión de la fiebre A,  que proviene de sus instalaciones de ganado porcino. Se silencian los horrendos crímenes que cometen cada día los norteamericanos en Irak, en Afganistán, en Pakistán. Se silencian o minimizan al extremo los crímenes de Israel en Gaza-Palestina….
 
¡Chavéz tiene razón, son los medios……!
 
Ahora tratan los Medios por todos los “medios” de convencernos que, el Golpe Militar de Honduras cuyo desarrollo minucioso los hemos observado por TELESUR que magistralmente ha roto el monopolio informativo, no es un Golpe Militar, sino una TRANSICION FORZADA o un golpe constitucional.
 
A  tal grado llega el cinismo de los reaccionarios que, no pudiendo salir en defensa frontal y directa de los gorilas y sus amos los oligarcas hondureños, tratan de confundirnos con todo tipo de artimañas. Los “asesores”, los “consultores”, los “presentadores de noticias”, que se llenan la boca con la palabra democracia tiene la desverguenza de acusar a Zelaya de “violar” la Ley, empero la utilización de la fuerza militar bruta del Ejército hondureño, resulta siendo para los Medios, una demostración “democrática”.
 
La pobre democracia se ha convertido por la acción perniciosa y perversa de los Medios de comunicación de masas privados y de pertenencia de las oligarquías de todos los países, en el expediente ideológico que les permite engatuzar a los pueblos.
 
Además, los Medios de comunicación de masas oligárquicos son los que preparan las condiciones para las invasiones imperialistas, para los golpes de Estado, para los asesinatos de líderes democráticos y para justificar las atrocidades del Imperialismo principalmente norteamericano en todos los rincones del mundo.
 
¡CHAVEZ TIENE RAZÓN, SON LOS MEDIOS…….!
 
HONDURAS Y LOS DOS BANDOS:
LA  OLIGARQUÍA Y EL PUEBLO
 
Por: Wilkie Delgado Correa
 
Estamos viviendo días aciagos en América Latina tras el golpe de estado en Honduras. Se ha develado, una vez más, y cuando parecía que no volvería a resurgir, el fantasma del zarpazo de la oligarquía, que disfrazada entre las bambalinas de la política, nunca ha creído ni practicado la verdadera democracia. Ya se sabe que todos los componentes de la misma, grupos políticos inveterados, apapipios de la cúpula militar, clase ricachona voraz y egoísta, clero reaccionario y parásito, no creen más que en sus propios intereses y en el modelo de dictadura política que han mantenido vigente desde la fundación de nuestras repúblicas. Por eso, cuando se les escapa de las manos el poder, y el presidente ni se somete ni se vende, y el pueblo ocupa su verdadero lugar, como le corresponde en un régimen democrático, empiezan a tramar sus traiciones apelando a cuantos resortes espurios crean que pueden facilitarles recuperar el terreno perdido.
 
He ahí en Honduras los dos bandos de la vida política de nuestros pueblos. Decía Martí que “los hombres van en dos bandos: los que aman y construyen y los que odian y destruyen”. Quienes han visto las imágenes de los acontecimientos en Honduras los puede reconocer fácilmente. La oligarquía, escondida tras las bayonetas, pretende imponerse por la fuerza bruta, cuando no lo puede alcanzar por el engaño al pueblo.
 
Así se ha mostrado la oligarquía hondureña: confabulada toda la clase política, empresarial, judicial, militar y clerical, inventando subterfugios y falsedades para defender a ultranza sus intereses egoístas y reaccionarios; dispuesta a quebrantar cuantos principios nacionales e internacionales se interpongan a sus intenciones ambiciosas de poder y explotación; desconocedora e insensible a los verdaderos sentimientos y aspiraciones del pueblo, de los sectores mayoritarios y necesitados del país; brutal a la hora de actuar, con falta de respeto a la Constitución, a las leyes, a los principios, a las formalidades y esencias de la actuación gubernamental, y desplegando las fuerzas represivas de las botas castrenses; ausencia total de ética, capaces de mentir en todos los terrenos, incluso en forma burda y tonta, como fue presentar una carta apócrifa de la supuesta renuncia del Presidente Zelaya. ¡Qué clase de payazos serían, si no fueran además unos traidores y criminales, a los cuales no se les puede reír la ridiculez, y sí castigar ejemplarmente!
 
La historia de esta clase engreída y fatalmente peligrosa, viene de siglos, y allí existe una mezcolanza de intereses creados entre la burguesía nacional y extranjera. Hace 105 años, el ojo avizor de José Martí, nos la pintaba de esta forma, comentando la realidad de Honduras:
 
“De tiempo atrás venía apenando a los observadores americanos la imprudente facilidad con que Honduras y por sinrazón visible más confiada en los extraños que en los propios, se abrió a la gente rubia que con la fama de progreso le iba del Norte a obtener allí, a todo por nada, las empresas pingües que en su tierra les escasean o se les cierra. (…), pero con el pretexto del trabajo, y la simpatía del americanismo, no han de venir a sentársenos sobre la tierra, sin dinero en la bolsa ni amistad en el corazón, los buscavidas y los ladrones”.     
 
En estos momentos los golpistas están acorralados internacionalmente. Se ha visto un rechazo como nunca antes, y las medidas concretas deben hacer colapsar prontamente a la levantisca actitud traicionera de los militares y políticos reaccionarios.
 
Hoy la lucha continúa a nivel internacional. Dentro de Honduras debe continuar el enfrentamiento del pueblo contra esa oligarquía rapaz. Zelaya regresará a su país, y esperamos que la marcha democrática de la política hondureña continúe su curso. Lo que mañana ocurra en Honduras debe servir para que nunca más las botas militares pretendan ahogan las ansias de justicia de nuestros pueblos. Hay que sepultar definitivamente a las tiranías y a las oligarquías capaces de ejercerlas.
 
DERROTEMOS AL GOLPE GORILA EN HONDURAS
 
1.- El Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia rechaza el golpe de estado en Honduras, para la clase obrera fabril, este es un golpe contra el pueblo y los trabajadores hondureños, para impedir su avance, que objetivamente cuestionará los intereses de los ricos y poderosos de Honduras.
2.- Desde la madrugada del domingo 28 de junio, la derecha fascista Hondureña inició un golpe de Estado (que esta a la cabeza, del Congreso, la Corte de Suprema de Justicia y las Fuerzas Armadas, instrumentos de la derecha neoliberal), esto con el objetivo preciso de parar una consulta popular, donde se iba a conocer la opinión del pueblo sobre la conformación de una asamblea constituyente, posibilidad que aterrorizaba a la burguesía centroamericana, que tiene muy presente el proceso político que vive nuestro continente de ascenso de las luchas populares y de la conciencia de la clase obrera.
3.- Los militares han vuelto a asaltar el poder en Honduras, rompiendo 27 años de una frágil democracia burguesa, en donde el Partido Liberal y el Partido Nacional se alternaban en el poder y resolvían sus diferencias por los cauces institucionales y en contra de los intereses de los trabajadores del campo y la ciudad.
5.- Este golpe de Estado, habré las posibilidades de una radicalización de los sectores populares, rompe la unidad de la clase burguesa, dividida entre quienes apoyan al gobierno de Manuel Zelaya o a los partidarios del Presidente del Congreso. Es el inicio de una crisis “institucional”, de una “crisis estatal” y la posibilidad de derrotar con la movilización obrero popular este golpe, y así dar una nuevo revés a los intereses foráneos que explotan nuestras riquezas naturales (en Honduras como en Bolivia y otros países), preparando así una profundización del proceso revolucionario que vive nuestro continente, el eslabón más débil de la explotación imperialista, America Latina sea convertido en el lugar donde se prepara un proceso de revolución social.
4.- Desde la C.G.T.F.B., llama a los trabajadores de Latinoamérica a rechazar al gobierno golpista y brindar toda la solidaridad moral y material a los trabajadores hondureños que desde hoy 29 de junio han lanzado la convocatoria a derrotar este golpe con la movilización y la huelga general. Con los golpistas no se negocia. Lucha frontal contra el neoliberalismo golpista, el colonialismo y el imperialismo. Inmediata restitución a su cargo del Presidente Manuel Zelaya.
 
LLEGÓ LA HORA HISTÓRICA DEL “QUINTO PODER”
(Ignacio Ramonet)

 
La prensa y los medios de comunicación han sido, durante largos decenios, en el marco democrático, un recurso de los ciudadanos contra el abuso de los poderes. En efecto, los tres poderes tradicionales -legislativo, ejecutivo y judicial- pueden fallar, confundirse y cometer errores. Por esta razón durante mucho tiempo se ha hablado del “cuarto poder”. Ese “cuarto poder” era, en definitiva, gracias al sentido cívico de los medios de comunicación y al coraje de valientes periodistas, aquel del que disponían los ciudadanos para criticar, rechazar, enfrentar, democráticamente, decisiones ilegales que pudieran ser inicuas, injustas, e incluso criminales contra personas inocentes. Era, como se ha dicho a menudo, la voz de los sin-voz.
 
Lamentablemente, desde hace una quincena de años, a medida que se aceleraba la globalización liberal, este “cuarto poder” fue vaciándose de sentido, perdiendo poco a poco su función esencial de contrapoder. Esta evidencia se impone al estudiar de cerca el funcionamiento de la globalización, al observar cómo llegó a su auge un nuevo tipo de capitalismo, ya no simplemente industrial sino predominantemente financiero, en suma, un
capitalismo de la especulación. En esta etapa de la globalización, asistimos a un brutal enfrentamiento entre el mercado y el Estado, el sector privado y los servicios públicos, el individuo y la sociedad, lo íntimo y lo colectivo, el egoísmo y la solidaridad. El verdadero poder es actualmente detentado por un conjunto de grupos económicos planetarios y de empresas
globales cuyo peso en los negocios del mundo resulta a veces más importante que el de los gobiernos y los Estados. Ellos son los “nuevos amos del mundo” que se reúnen cada año en Davos, en el marco del Foro Económico Mundial, e inspiran las políticas de la gran Trinidad globalizadora: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio.
 
Es en este marco geoeconómico donde se ha producido una metamorfosis decisiva en el campo de los medios de comunicación masiva, en el corazón mismo de su textura industrial. Los medios masivos de comunicación (emisoras de radio, prensa escrita, canales de televisión, internet) tienden cada vez más a agruparse en el seno de inmensas estructuras para conformar grupos mediáticos con vocación mundial. Empresas gigantes como News Corps, Viacom,
AOL Time Warner, General Electric, Microsoft, Bertelsmann, United Global Com, Disney, Telefónica, RTL Group, France Telecom, etc., tienen ahora nuevas posibilidades de expansión debido a los cambios tecnológicos.
 
Estas megaempresas contemporáneas, mediante mecanismos de concentración, se apoderan de los sectores mediáticos más diversos en numerosos países, en todos los continentes, y se convierten de esta manera, por su peso económico y su importancia ideológica, en los principales actores de la globalización liberal. Al haberse convertido la comunicación (extendida a la informática, la electrónica y la telefonía) en la industria pesada de nuestro tiempo, estos grandes grupos pretenden ampliar su dimensión a través de incesantes adquisiciones y presionan a los gobiernos para que anulen las leyes que limitan las concentraciones o impiden la constitución de monopolios o duopolios.
 
La globalización es también la globalización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Preocupados sobre todo por la preservación de su gigantismo, que los obliga a cortejar a los otros poderes, estos grandes grupos ya no se proponen, como objetivo cívico, ser un “cuarto poder” ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político.
Tampoco desean ya erigirse en “cuarto poder” y, menos aun, actuar como un contrapoder.
 
Si, llegado el caso, constituyeran un “cuarto poder”, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar a su turno, como poder suplementario, como poder mediático, a los ciudadanos. La cuestión cívica que se nos plantea de ahora en adelante es la siguiente:
¿cómo reaccionar? ¿Cómo defenderse? ¿Cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado con todos sus bártulos al enemigo?.
 
Es necesario, simplemente, crear un “quinto poder”. Un “quinto poder” que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un “quinto poder” cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal. Esos medios de comunicación que, en determinadas circunstancias, no sólo dejan de defender a los ciudadanos, sino que a veces actúan en contra del pueblo en su conjunto.
 
Tal como lo comprobamos en Venezuela. En este país latinoamericano donde la oposición política fue derrotada en 1998 en elecciones libres, plurales y democráticas, los principales grupos de prensa, radio y televisión han desatado una verdadera guerra mediática contra la legitimidad del presidente Hugo Chávez. Mientras que éste y su gobierno se mantienen respetuosos al marco democrático, los medios de comunicación, en manos de un puñado de
privilegiados, continúan utilizando toda la artillería de las manipulaciones, las mentiras y el lavado de cerebro para tratar de intoxicar la mente de la gente.
 
En esta guerra ideológica, han abandonado por completo la función de “cuarto poder”; pretenden desesperadamente defender los privilegios de una casta y se oponen a toda reforma social y a toda distribución un poco más justa de la inmensa riqueza nacional. El caso venezolano es paradigmático de la nueva situación internacional en la cual grupos mediáticos enfurecidos asumen abiertamente su nueva función de perros guardianes del orden económico
establecido, y su nuevo estatuto de poder antipopular y anticiudadano.
 
Estos grandes grupos no sólo se asumen como poder mediático, constituyen sobre todo el brazo ideológico de la globalización, y su función es contener las reivindicaciones populares que tratan de adueñarse del poder político.
La “guerra sucia mediática” librada en Venezuela contra el presidente Hugo Chávez es la réplica exacta de lo que hizo, de 1970 a 1973, el periódico El Mercurio en Chile contra el gobierno democrático del presidente Salvador Allende, hasta empujar a los militares al golpe de Estado. Campañas semejantes, donde los medios de comunicación pretenden destruir la
democracia, podrían reproducirse mañana en Ecuador, Brasil o Argentina contra toda reforma legal que intente modificar la jerarquía social y la desigualdad de la riqueza.
 
Al poder de la oligarquía tradicional y al de los típicos reaccionarios, se suman actualmente los poderes mediáticos. Juntos -¡y en nombre de la libertad de expresión!- atacan los programas que defienden los intereses de la mayoría de la población. Tal es la fachada mediática de la globalización. Revela de la forma más clara, más evidente y más caricaturesca la ideología
de la globalización liberal. Medios de comunicación masiva y globalización liberal están íntimamente ligados.
 
Por eso, es urgente desarrollar una reflexión sobre la manera en que los ciudadanos pueden exigir a los grandes medios de comunicación mayor ética, verdad, respeto a una deontología que permita a los periodistas actuar en función de su conciencia y no en función de los intereses de los grupos, las empresas y los patrones que los emplean.
En la nueva guerra ideológica que impone la globalización, los medios de comunicación son utilizados como un arma de combate. La información, debido a su explosión, su multiplicación, su sobreabundancia, se encuentra literalmente contaminada, envenenada por todo tipo de mentiras, por los rumores, las deformaciones, las distorsiones, las manipulaciones.
 
La libertad de los medios de comunicación es sólo la extensión de la libertad colectiva de expresión, fundamento de la democracia. Como tal, no puede ser confiscada por un grupo de poderosos. Implica, por añadidura, una “responsabilidad social” y, en consecuencia, su ejercicio debe estar, en última instancia, bajo el control responsable de la sociedad. Porque los
medios de comunicación son actualmente el único poder sin contrapoder, y se genera así un desequilibrio perjudicial para la democracia.
 
Los sistemas actuales de regulación de los medios de comunicación son en todas partes insatisfactorios. Al ser la información un bien común, su calidad no podría estar garantizada por organizaciones integradas exclusivamente por periodistas, a menudo vinculados a intereses
corporativos. Los códigos deontológicos de cada empresa mediática -cuando existen- se revelan a menudo poco aptos para sancionar y corregir los desvíos, los ocultamientos y las censuras. Es indispensable que la deontología y la ética de la información sean definidas y defendidas por una instancia imparcial, creíble, independiente y objetiva, en cuyo seno los
universitarios tengan un papel decisivo.
 
Uno de los derechos más preciados del ser humano es el de comunicar libremente su pensamiento y sus opiniones. Ninguna ley debe restringir arbitrariamente la libertad de expresión o de prensa. Pero las empresas mediáticas no pueden ejercerla sino bajo la condición de no infringir otros derechos tan sagrados como el de que todo ciudadano pueda acceder a una información no contaminada. Al abrigo de la libertad de expresión, las
empresas mediáticas no deben poder difundir informaciones falsas, ni realizar campañas de propaganda ideológica, u otras manipulaciones. La libertad absoluta de los medios de comunicación, reclamada a viva voz por los dueños de los grandes grupos de comunicación mundiales, no podría ejercerse a costa de la libertad de todos los ciudadanos.

NO MAS A "PRENSA LIBRE", "CUARTO PODER" LA "VENTANA INDISCRETA" ALTHAUS Y SU
"CIRCO MEDIATICO" Y TODOS LOS PROGRAMAS DE TV Y PERIODICOS QUE SE DEDICAN A
EMBRUTECER A LA GENTE CON IDEOLOGIAS ATENTATORIAS AL BIEN COMUN!!!
 
BASTA YA DE TRATAR A LOS PERUANOS COMO CARNEROS ESTUPIDOS CUYA OPINION SE
DEBE DE MOLDEAR DE ACUERDO A LOS INTERESES DE LAS ELITES ECONOMICAS!!!


VISITA NUESTRA WEB Y COMPARTELA CON TUS AMIGOS


 

http://www.dignidadnacional-peru.blogspot.com/

 

 
El propietario de ésta página no ha activado todavía el extra "Lista Top"!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=